Hongos y cistitis:

¡que no te estropeen las vacaciones!

¡Por fin han llegado el verano y el calor! Y con ellos, llega el tiempo de playa, piscina y SPA, de hacer todas las actividades que nos apasionan, cambiar nuestros hábitos, ropa y alimentación. Todo ello hace que exista una mayor propensión a sufrir molestias en la zona íntima. Pero… ¿Cómo puedes evitar que hongos y cistitis te fastidien las vacaciones?

Parte del problema suele ser la falta de información sobre las causas de dichos problemas. Es por ello que, con motivo de la llegada del verano, en Pompeia Life volvemos otro año más con la Campaña de Prevención, Higiene y Salud Íntima FemeninaCon éste, son ya 25 años al frente de la difusión de la Cultura de la salud íntima femenina, trabajando por cumplir con nuestra misión de lograr una mejor calidad de vida para todas las mujeres.

 Sun Tzu en El arte de la guerra dijo que «para vencer al enemigo, antes hay que conocerlo», así que vamos a conocer un poco a los principales enemigos de la salud íntima femenina en la época veraniega: los hongos vaginales y la cistitis.

Los hongos vaginales

Los hongos en la zona de la vagina y genitales externos (micosis vaginal), pueden llegar a causar síntomas desagradables (picor, irritación, escozor, inflamación, secreción vaginal espesa y blanquecina o demasiado acuosa), aunque sin llegar a ser generalmente una infección grave en personas sanas.

La micosis vaginal más frecuente es la producida por las cándidas (siendo Candida albicans la más común). Normalmente estos hongos habitan en la vagina junto a otros microorganismos y se encuentran en equilibrio formando la flora vaginal habitual, sin causar daño alguno y evitando la invasión de microorganismos que sí que podrían generar infección.

Pero los hongos adoran la humedad y el calor, y por tanto, la exposición a cualquier ambiente de estas características, puede favorecer su sobrecrecimiento por encima del resto de microorganismos de la flora bacteriana, lo que puede generar candidiasis.

La cistitis

Se estima que un 60% de las mujeres sufrirá cistitis (infección de las vías bajas: vejiga y uretra) a lo largo de su vida y la mitad de éstas se producen precisamente ahora, en verano. Además, la cistitis es la segunda infección más prevalente entre las mujeres españolas.

La bacteria E. Coli es la responsable del 75% de los casos de infecciones de orina. Lo que hace es unirse a la pared de la vejiga a través de unos pelos o filamentos y esa unión es la que produce una serie de toxinas, responsables de la sintomatología clásica de la cistitis: picor, escozor al orinar, dolor…

Durante el verano, los factores que propician el desarrollo de cistitis son:

Exceso de humedad en la zona íntima

Uso de jabones inapropiados

Aumento de las relaciones sexuales

El agua de las piscinas

Todos ellos alteran la flora vaginal y sus mecanismos de defensa, haciendo que esta sea la época del año en la que se multipliquen estas afecciones.

Porque prevenir es mejor que curar…

Sí, sabemos que no acabamos de inventar la rueda, pero es que para asegurarte que los hongos y la cistitis no te arruinan los mejores momentos del verano, lo mejor es que te protejas tu zona íntima cada día. Por ello, te recomendamos que sigas el Ritual de salud íntima diaria de Pompeia Life, que consta de 2 pasos:

Paso 1

Lavado con  Fiore di Pompeia, nuestra Solución Higiénica para lavados íntimos cuya fórmula con 8 extractos vegetales y pH adecuado a la zona íntima, protege e hidrata la mucosa vulvar.

Paso 2

Después de secarte, aplica unas gotitas de Olevm íntimo di Pompeia en tu zona íntima, masajeando  suavemente hasta su absorción.
Su fórmula especialmente pensada para el cuidado de la zona íntima femenina ayuda a prevenir anomalías y mantenerla sana, hidratada y flexible gracias a sus 6 activos vegetales.

Además, es importante que sigas estos 12 consejos:

Cuando vayas a la playa o a la piscina, evita permanecer con el bañador mojado, ¡Sécate rápido con la toalla!

Al lavar tu zona íntima, hazlo desde delante para atrás, así evitarás traspasar gérmenes desde la zona anal.

Por norma general, será suficiente con lavar tu zona íntima una vez al día. Abusar de la higiene íntima podría provocar la desaparición de los microorganismos beneficiosos, lo que favorecería el crecimiento de los patógenos.

Mantén la zona íntima limpia y seca.

Utiliza Olevm íntimo di Pompeia, además de en el Ritual de salud íntima diariaantes de ir a playas, piscinas y SPAs para mantener tu zona íntima sana y protegida. También en tus relaciones sexuales, dónde además tu y tu pareja disfrutaréis de su suave tacto y sensual aroma.

Usa ropa interior de tejidos naturales y/o transpirables como el algodón para ayudar a que la zona íntima pueda transpirar y evitar que la humedad se acumule.

En medida de lo posible, evita la ropa que sea ajustada en tu zona íntima (shorts, bodies, etc.).

Intenta hacer pis antes y después de mantener relaciones sexuales: La actividad sexual incrementa hasta 40 veces el riesgo de desarrollar infecciones urinarias.

Evita baños muy calientes y prolongados.

Mantén unos hábitos de vida saludables: Minimiza el consumo de azúcar y bollería industrial (los azúcares son el alimento principal de los hongos), bebidas alcohólicas (disminuyen las defensas del cuerpo) y quesos curados (tienen un alto contenido en levaduras). Apuesta por el consumo de vegetales frescos y germinados, ajo y alimentos probióticos.

Bebe como mínimo 2 litros de agua al día: además de hidratarte, favorecerás la limpieza de las vías urinarias.

No abuses de antibióticos.

Ahora que ya sabes cómo evitar los hongos y las cistitis fastidien tus vacaciones… 

¡A disfrutar del verano al máximo!

Atención: Es importante que cuando se presenten síntomas que hagan sospechar una micosis o cistitis, se visite al ginecólogo para realizar el diagnóstico definitivo, ya que existen otras enfermedades que pueden mostrar síntomas parecidos y deben ser descartadas.