Pompeia Life - natural health & bodycare
EL BLOG DE POMPEIA LIFE

Aprende a cuidar tu suelo pélvico

suelo pélvico

Índice de contenidos

A pesar de ser una de las partes más importantes del cuerpo de una mujer, el suelo pélvico sigue siendo un gran desconocido.  ¿Cuál es su función? Y ¿por qué es tan importante?

Este conjunto de músculos y tejidos desempeña un papel fundamental en nuestra salud íntima y bienestar general. En este artículo, desde Pompeia Life formula® te invitamos a explorar en profundidad la relevancia de cuidar nuestro suelo pélvico y cómo cuidarlo de manera efectiva.

¿Qué es suelo pélvico?

El suelo pélvico, también conocido como periné o perineo, es un conjunto de músculos, ligamentos y tejidos ubicados en la parte inferior de la cavidad pélvica que sostiene y proporciona apoyo a los órganos internos. 

Se extiende desde el hueso púbico en la parte frontal hasta el coxis en la parte posterior. Aunque a menudo se pasa por alto, el suelo pélvico desempeña un papel fundamental en varias funciones corporales vitales.

Además de su función física, el suelo pélvico también tiene un impacto en nuestra salud sexual. Un suelo pélvico saludable contribuye a la satisfacción sexual y la respuesta orgásmica. También desempeña un papel fundamental en el parto, ya que un suelo pélvico fuerte puede facilitar el proceso de dar a luz y contribuir a una recuperación más rápida después del parto.

Las principales funciones del suelo pélvico incluyen:

Soporte de órganos: El suelo pélvico sostiene y mantiene en su lugar los órganos ubicados en la cavidad pélvica, incluyendo la vejiga, el recto y el útero. Ayuda a prevenir la caída de estos órganos, conocida como prolapso.

Control de la vejiga: Los músculos del suelo pélvico trabajan en conjunto con los músculos de la vejiga para controlar la micción. Un suelo pélvico fuerte contribuye a mantener la continencia urinaria.

Función intestinal: El suelo pélvico también juega un papel importante en el control de la actividad intestinal. Ayuda a mantener el recto en su posición adecuada y colabora en la función de la evacuación intestinal.

Apoyo lumbar: Los músculos del suelo pélvico están conectados con la columna lumbar, lo que significa que también tienen un impacto en la postura y la estabilidad de la espalda baja.

Salud sexual: Un suelo pélvico saludable es esencial para una vida sexual satisfactoria. Los músculos del suelo pélvico están involucrados en las sensaciones placenteras durante el acto sexual.

 

¿Cómo puedo saber si tengo el suelo pélvico debilitado?

En muchas ocasiones cometemos el error de normalizar ciertas situaciones, tales como una pérdida de orina leve al reír, toser, estornudar, etc. Pero es importante no conformarnos y consultar con un/a ginecólogo/a, urólogo/a o fisioterapeuta especializado/a en suelo pélvico para que valoren el estado de nuestra musculatura pélvica.

Las causas más comunes del debilitamiento del suelo pélvico incluyen el embarazo, el parto, la menopausia, la cirugía pélvica, el envejecimiento, el levantamiento crónico de cargas pesadas, el estreñimiento crónico y la obesidad.

Veamos algunos síntomas y señales que pueden indicar un suelo pélvico debilitado:

  • Incontinencia urinaria o fecal: Esto puede manifestarse como escapes de orina al estornudar, toser, reír, saltar o realizar cualquier movimiento que incremente la presión abdominal.
  • Urgencia para orinar: Sentir que necesitas ir al baño de forma urgente y frecuente, incluso si has ido hace poco.
  • Sensación de peso o presión en la pelvis: Esto puede sentirse como si algo estuviera «cayendo» o «desplazándose» dentro de la vagina.
  • Dificultad o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Problemas con el vaciado completo del intestino o la vejiga.
  • Dolor en la zona pélvica o lumbar.
  • Observación de un bulto en la entrada de la vagina: esto puede ser un signo de un prolapso de los órganos pélvicos.
  • Infecciones urinarias recurrentes.
  • Dificultad para detener la corriente de la orina o para iniciar la micción.

5 Consejos para el cuidado del suelo pélvico: mantén tu bienestar en equilibrio.

Cuidar el suelo pélvico es esencial para mantener la salud y el bienestar en las diferentes etapas de la vida. Aquí tienes algunas recomendaciones para cuidar de tu suelo pélvico:

🧘‍♀️ Ejercicios de Kegel: Estos ejercicios consisten en contraer y relajar los músculos que controlan el flujo de la orina. Realiza series regulares de contracciones y relajaciones para fortalecer estos músculos y mejorar la función del suelo pélvico. 

🏃‍♂️ Evita el Impacto Excesivo: Actividades de alto impacto, como correr o saltar, pueden afectar el suelo pélvico. Si practicas deportes de alto impacto, asegúrate de tener una base sólida de músculos pélvicos y realiza ejercicios de fortalecimiento. 

🪑 Postura Consciente: Mantén una postura adecuada en tus actividades diarias para evitar la tensión en el suelo pélvico. Evita cruzar las piernas mientras estás sentada y hazlo en una silla que te brinde buen soporte lumbar.

🤰 Preparación en el embarazo, parto y postparto: Durante el embarazo, no olvides realizarte una valoración de suelo pélvico con un/a ginecólogo/a, urólogo/a, médico rehabilitador/a o  fisioterapeuta especializado/a y realiza otra sesión después del parto para obtener recomendaciones específicas para tu situación individual. 

🧴 Productos Específicos: Utiliza productos especialmente diseñados para el bienestar de la zona anal y perineal, como Olevm di Pompeia® Piel y Mucosas.

Olevm di Pompeia® Piel & Mucosas te ayuda en el cuidado de tu suelo pélvico.

Nuestra solución cosmética para el cuidado de las zonas anal y perineal es un poderoso aliado para el bienestar de tu suelo pélvico. Sus 8 activos botánicos de grado terapéutico pueden ayudar a reducir la irritación, inflamación y otras molestias de la piel y las mucosas de esta zona íntima, favoreciendo la regeneración, protección e hidratación de los tejidos.

Gracias a sus múltiples propiedades beneficiosas, Olevm di Pompeia® Piel & Mucosas es ampliamente utilizado por especialistas del suelo pélvico en sus tratamientos de rehabilitación, tales como el masaje perineal externo e interno.

Además, Olevm di Pompeia® Piel & Mucosas puede ser utilizado durante el embarazo y el posparto, ofreciendo el cuidado que necesitas para las hemorroides y fisuras características de esta etapa.

 

Imagen de Olevm Piel & Mucosas Anal y Perineal

ENVIAR UN COMENTARIO